Uno de los aspectos más difíciles en nuestra clínica dental es conseguir que los pacientes acepten y cumplan con los planes de tratamiento recomendados. Pero, en muchas ocasiones, se debe a que no somos capaces de comunicarnos de la manera que cada paciente requiere. En este artículo te explicamos cómo dirigirse al paciente de clínica dental.

Puede ser desconcertante y frustrante cuando los pacientes de nuestra clínica dental ignoran las recomendaciones. Si además le añadimos el ritmo de vida que la mayoría de nosotros llevamos, seguro que en un momento u otro nos hemos encontrado enfáticamente diciendo al paciente “lo que necesita”. Muy a menudo, el consejo es ignorado, y nos sentimos decepcionados.

Cómo dirigirse al paciente de clínica dental para que lleve a cabo nuestro consejo

Como seres humanos, nuestro instinto natural es resistirse a que nos digan qué hacer. Valoramos la libertad y la capacidad de hacer nuestras propias elecciones. Cuando alguien nos dice ‘tienes que usar hilo dental todos los días’ el cerebro busca automáticamente la manera de decir ‘no, no lo hago’. Cuando esto ocurre, el resultado final es a menudo el opuesto de lo que estamos intentando alcanzar; el paciente seguirá sin usar hilo dental.

¿Hay una mejor manera? Las emociones son un componente clave a la hora de lograr que los pacientes sean más receptivos en la aceptación de planes de tratamiento o sigan nuestras recomendaciones.

Una vez que estamos seguros de que el paciente ha recibido la información y los conocimientos adecuados sobre su salud bucodental, es el momento de mostrar que entendemos su situación. Una de las mejores maneras de hacer esto es mostrar nuestra empatía por el paciente. Esta técnica ayuda a que se sientan comprendidos y respetados. Se trata de una manera de dirigirse al paciente de clínica dental que nos acerca más.

Una forma es iniciar el diálogo de manera diferente y de forma empática sería la siguiente. En lugar de preguntar al paciente si está usando el hilo dental, podemos orientar la pregunta a si quieren hablar sobre la higiene dental en el hogar. Esta táctica sencilla les permite participar en la conversación.

Aplicar la empatía en tu día a día no solo mejorará la experiencia del paciente en tu clínica dental, también verás que las aceptaciones de planes de tratamientos aumentan.

Quizás te interese: