La satisfacción del paciente es un indicador que tenemos normalmente en cuenta  cuando hacemos balance de los resultados de nuestra clínica. Sin embargo, si queremos pensar en el futuro y no solo en el pasado y en el presente, también debemos valorar la confianza de estos pacientes hacia nosotros. Y es que la confianza es el factor más determinante entre el odontólogo y el paciente: solo si el paciente confía en nosotros se sentirá seguro de aceptar el plan de tratamiento que necesite y regresará una y otra vez, sin necesidad de buscar segundas opciones.

En ASINERGY queremos ayudarte a que te plantees qué nivel de confianza tienen los pacientes hacia ti. ¿Es suficiente? Y si lo es, ¿es aplicable en todos los aspectos: personal, entorno, limpieza…?

Recomendaciones para ganar confianza

Para poder responder a estas preguntas, es preciso repasar el concepto de la confianza, qué es y qué características tiene. Solo así podrás tomar decisiones y emprender acciones con este objetivo:

– La confianza comienza en un@ mism@. Confía en ti y desprenderás confianza.

– Esto mismo aplica al personal de la clínica, formales en inteligencia emocional ¿Tienes dudas con esto? Te podemos ayudar.

– Prepárate ante posibles objeciones para saber reaccionar y que la confianza no se vea alterada.

– La confianza debe ser recíproca y, para ello, se necesita tiempo e interacción entre paciente y equipo clínico. 

– Un entorno de confianza pone de manifiesto nuestras puntos débiles, esto es bueno porque nos permite crecer y mejorar.

– Conoce las expectativas de los pacientes. Solo así serás capaz de ayudarles.

– Consulta los datos y resultados objetivos de tu clínica, puesto que esto te ayudará a gestionar la confianza en el proyecto.

 

Como puedes ver, la confianza hay que trabajarla tanto hacia dentro como hacia fuera. ¿Tienes preguntas? Te ayudaremos a mejorar la confianza de los pacientes hacia tu clínica.