¿Sabías que un mal comentario de pacientes insatisfechos puede eclipsar todas las buenas referencias de tu clínica dental? Recuerda que el método más eficaz para atraer pacientes sigue siendo el clásico boca-oreja. Por ello, gestionar correctamente todas las opiniones es muy importante para tu clínica.

Los pacientes son los mejores embajadores de nuestra clínica dental… Para bien y para mal. ¿Cuántas veces has decidido evitar un sitio por malas críticas de tus amigos y familiares? Pues con tu clínica dental pasa lo mismo.

¿Si recibimos una mala opinión tenemos una mala clínica?

En absoluto. Al contrario: una mala opinión es algo habitual en la mayoría de clínicas, y es una gran oportunidad para mejorar el servicio de la clínica. Hoy en en blog de AESINERGY te damos las claves para conseguirlo.

Pacientes insatisfechos: ¿cómo es más recomendable actuar?

La insatisfacción de tus pacientes es un proceso que experimenta diversas fases:

Fase 1: Anticípate a los posibles fallos para no generar pacientes insatisfechos

En muchos casos las quejas de los pacientes son evitables. ¿Cómo? Detectando los pequeños fallos a tiempo:

  • Seguimiento personalizado. Establece una plantilla de seguimiento que abarque todo el tratamiento de tu paciente.
  • Habla con tus pacientes. Dedica unos minutos de cada visita a hablar con el paciente para entender cómo se sienten y si están cumpliendo sus expectativas.

Fase 2: Afronta el problema

Hemos hecho todo lo posible para evitarlo, pero nuestro paciente está insatisfecho. ¿Y ahora qué?

  • Cuanto antes, mejor. Esquivar la situación sólo tendrá consecuencias negativas y aumentará la tensión en tu paciente.
  • ¿Dónde tratar el caso? Lleva a tu paciente a un espacio privado, para establecer un clima de calma con mayor facilidad y poder resolver la situación. En este sentido es importante contar con un protocolo diseñado específicamente para estas situaciones.

Fase 3: Gánate de nuevo a tu paciente

Es muy importante transmitir de persona a persona que lo más importante para ti es que vuelva a confiar en tu clínica:

  • Escucha activa. Tu paciente valorará positivamente que le escuches con una actitud abierta y receptiva.
  • Pregúntale. Es fundamental descubrir el origen exacto del malestar de tu paciente en la clínica dental. ¿Es por la atención recibida? ¿O quizás por el resultado del tratamiento? Haz preguntas abiertas para entender mejor el verdadero problema.
  • Ofrece soluciones, no justificaciones. Demuestra a tu paciente que lo más importante es resolver su situación y su bienestar.

¿Alguna vez has tenido un paciente insatisfecho y no has sabido gestionarlo como te gustaría? No esperes más y contacta con nuestros profesionales. En AESINERGY te ayudaremos a detectar qué es lo que está provocando las quejas de tus pacientes. Y no sólo eso: te daremos las herramientas para convertir una mala opinión en el motor del cambio en tu clínica dental.