Conseguir que un negocio tenga éxito depende de variables muy diversas.

En el caso de una clínica dental, la calidad del servicio y la profesionalidad del equipo son factores indispensables para lograr la satisfacción del paciente. 

Y, sin duda alguna, otro aspecto fundamental que no se puede descuidar es aquello que constituye la parte tangible de tu negocio: la propia clínica y sus instalaciones. 

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de diseñar los diferentes espacios? ¿Qué colores son los más adecuados? ¿Cómo debes distribuir el mobiliario?

En AESINERGY te explicamos cuáles son las claves para acertar a la hora de componer el interiorismo en tu clínica dental.

Interiorismo en tu clínica dental: punto de partida

Tanto si partes de cero como si quieres renovar la imagen de tu clínica dental, es muy importante empezar teniendo varias ideas claras. Sin una planificación previa, es imposible obtener una coherencia estética, indispensable a la hora de diseñar cualquier espacio.

Lo más recomendable es aplicar una doble mirada: una a tu propio negocio, y otra a la competencia

Analizando de cerca tu clínica dental obtendrás información clave para definir el diseño de las instalaciones. El logotipo, los colores corporativos e incluso aspectos propios de la filosofía del centro pueden servir para orientar la estética.

Al mismo tiempo, es importante revisar qué hace la competencia y así saber qué incluir y qué aspectos descartar. Una visión global te ayudará a conformar una imagen propia y diferenciada, que te haga singular y que te distinga del resto de clínicas. 

¿Qué sensación quieres lograr en el paciente?

Un aspecto que te ayudará a guiar el interiorismo en tu clínica dental es saber qué sensaciones quieres conseguir en los pacientes cuando visiten las instalaciones.

Como hemos explicado en otras ocasiones, la experiencia del paciente es uno de los puntos primordiales para el éxito de tu negocio.

Por lo tanto, la mayoría de clínicas dentales apuestan por un diseño cálido y acogedor, en el que no se renuncie a la profesionalidad pero que huya de la estética fría e impersonal, tan relacionada con los centros médicos y sanitarios. 

Para lograr ese equilibrio se pueden utilizar distintos elementos. A menudo, los contrapuntos de colores y los diferentes tipos de materiales son interesantes para crear un efecto a medio camino tan deseable.

cómo diferenciar tu clínica dental

El uso de color 

El color es uno de los puntos más llamativos del interiorismo en tu clínica dental. 

Como ya hemos mencionado, la paleta de colores de las instalaciones puede basarse en el color corporativo de la clínica. Sin embargo, en este aspecto hay que tener varias cosas en consideración.

Colores cálidos

Los colores muy llamativos, como los naranjas y los rojos, son tonos que sirven para crear pequeños contrapuntos, pero que si se abusa de ellos en el diseño de los espacios pueden resultar agobiantes y chillones.

Aun así, su alegría y vivacidad transmite sensaciones positivas para los pacientes. Combinados con materiales cálidos, como la madera, ayudan a hacer sentir que el lugar es acogedor y familiar.

En un punto intermedio, los tonos beige y nude funcionan bien tanto como colores principales como para contrapunto a otros más intensos. 

Colores fríos

Por otro lado, los tonos fríos como los azules suelen relacionarse con el mundo médico. El motivo es que son colores tranquilos y suaves, que favorecen sensaciones de calma y tranquilidad.

Aun así, la gama de azules y de colores fríos es muy amplia y se puede jugar con las distintas tonalidades para salir de lo convencional, aplicándolos en distintos tipos de vinilos decorativos y en serigrafías, por ejemplo.

Iluminación

La luz es otro elemento clave del interiorismo en tu clínica dental. La luz natural ayuda a transmitir una sensación cálida y acogedora, por lo que es importante aprovechar las áreas bien iluminadas para espacios como la sala de espera o la recepción.

Dejando al margen las salas de diagnóstico y los boxes, el resto de espacios pueden potenciar una atmósfera determinada a través de puntos de luz como lámparas de pie y luces led estratégicamente colocadas. 

Las luces directas siempre resultan más agresivas que las luces indirectas o tamizadas, por lo que es importante tener esto en cuenta.

Distribución y mobiliario

Si quieres que el interiorismo en tu clínica dental proporcione un aspecto diáfano a tus instalaciones, tendrás que jugar con el mobiliario, su diseño y su distribución.

Primero, ten en cuenta las necesidades de la clínica dental. Los espacios deben ser los adecuados para asegurar el tránsito y mantener los protocolos adecuados de seguridad y privacidad.

Más allá de este requisito, también es interesante considerar un mobiliario que resulte funcional y estético al mismo tiempo. Los espacios de espera y de recepción pueden delimitarse mediante paneles semi abiertos, apostando por dar una mayor sensación de amplitud.

La decoración también jugará un papel destacado. Por norma general, es preferible que cualquier elemento quede integrado de forma natural, sin sobrecargar. 

Es especialmente importante preocuparse de las sensaciones que transmiten las áreas de bienvenida a los pacientes. En caso que se produzcan tiempos de espera, asegurar que el espacio sea agradable ayudará a que el paciente reciba una buena primera impresión.

Al final, tal y como hemos dicho al inicio del artículo, tanto el interiorismo en la clínica dental como el resto de elementos que forman parte de la experiencia del paciente deben ir enfocados a obtener su máxima satisfacción.

Inspírate en los diferentes estilos de decoración

Una manera muy efectiva de encauzar el tipo de diseño que deseas para tu clínica dental es inspirándote en los principales ejemplos de estilo decorativo. Te damos algunos ejemplos:

  • Estilo nórdico: una decoración basada en aportar luminosidad a espacios que no gozan de demasiada luz natural. Para ello, su interiorismo apuesta por los colores claros y por los materiales naturales, como el lino y el algodón, siempre anteponiendo la sencillez a la exuberancia. 

 

  • Minimalismo: Ideal para quiénes creen firmemente que menos es más. La paleta de colores es mínima y, a menudo, apuesta por los blancos y los negros, tanto en el mobiliario como en las propias paredes y techos. La sencillez y las formas rectas priman en la mayoría de los espacios. 

 

  • Estilo rústico: la madera cobra protagonismo, así como la luz natural y la calidez de las estancias. Se apuesta por diferentes materiales y colores siempre y cuando estos aporten un sentimiento de confort y huyan de lo aséptico. 

Te ayudamos a redefinir tu clínica dental en AESINERGY

Una clínica dental puede ser pulcra pero acogedora, cálida pero profesional, funcional pero innovadora… La base para lograrlo es tener claro cuál es el punto de partida, qué se quiere lograr y qué pasos hay que dar para conseguirlo

Si quieres cambiar la dirección de tu clínica dental y potenciar todos sus elementos para obtener una mayor rentabilidad, en AESINERGY sabemos cómo ayudarte. Somos una consultoría de clínicas dentales con una amplia experiencia, y estamos especializados en asistir a los profesionales del sector odontológico. 

Aprende cómo redefinir los diferentes aspectos que conforman tu negocio para dar salto cualitativo que deseas. 

Pincha en este enlace para obtener más información. También puedes contactar con nosotros a través de nuestro teléfono, e-mail o rellenando un formulario para que nos podamos poner en contacto contigo cuanto antes.