Con la entrada del verano y la vuelta a la nueva normalidad después del estado de alarma, es el momento ideal para poner a punto una gestión estratégica covid-19 de tu clínica dental adaptada a la nueva situación del coronavirus y con el objetivo de identificar cuáles son los tratamientos más rentables y cómo optimizar los gastos y el control sobre la gestión de pacientes.

¿Te preocupa la gestión de tu clínica y el control que tienes sobre ella?

Te contamos paso a paso cómo puedes mejorar la gestión estratégica de tu clínica dental.

Las 5 fases para una gestión estratégica eficiente de tu clínica dental

La toma de buenas decisiones estratégicas en la gestión dental tras la vuelta a la nueva normalidad es más crucial que nunca. Por eso, es importante tener una visión clara a medio plazo en relación a dónde quieres estar en los próximos meses.

Para una gestión exitosa, es esencial conocer cuáles son los datos y KPIs (del inglés key performance indicator) ideales que debería de alcanzar una clínica: tanto en términos financieros como en gestión de pacientes.

En AESINERGY, ya vivimos la anterior crisis gestionando clínicas dentales, por lo que contamos con la suficiente experiencia para el desarrollo de un plan para mejorar la gestión estratégica de tu clínica dental.

Estas son las 5 fases de la gestión estratégica de AESINERGY que te ayudarán a mejorar el rendimiento de tu clínica dental.

Fase 1: Análisis de gastos e ingresos

Para un control exhaustivo a nivel financiero de tu clínica dental es importante que sigas los siguientes pasos:

  1. La rentabilidad de tu clínica: analiza todas las partidas de gastos y los ingresos mes a mes.
  2. Revisa qué partidas de gastos pesan más sobre la facturación, ya que son las que tendrás que supervisar constantemente y si en algún momento hay necesidad de recortar gastos, son por las que debes comenzar.
  3. Calcula la media de gasto fijo mensual, se trata de un dato muy importante, ya que deberás disponer de una provisión para poder hacer frente a eventualidades.
  4. Analiza el punto de equilibrio: este dato te permitirá conocer el mínimo que deberías de facturar mes a mes para no estar en negativo.

Una vez dispongas de toda esta información, podrás hacer un mapa de situación de cómo se encuentra en estos momentos tu clínica dental y así trazar los pasos a seguir para lograr una salud empresarial óptima.

Fase 2: Elaboración de un plan de contingencia para definir objetivos de rentabilidad

A través de la información obtenida con el análisis de gastos e ingresos, la siguiente fase consiste en preparar un detallado plan de contingencia con el fin de aumentar la rentabilidad.

Nuestro objetivo se centra en alcanzar el 15% de rentabilidad, ya que nuestra experiencia nos ha demostrado que es el porcentaje ideal para que una clínica dental se mantenga estable en el tiempo y pueda realizar inversiones que ayuden a la mejora constante tanto en la atención al paciente como en la calidad de los tratamientos.

El plan de contingencia te permitirá saber dónde optimizar sin perder la calidad de tus tratamientos, a la vez que te ayudará a mantener un control real de los gastos e ingresos de tu clínica.

Fase 3: Análisis del product mix de tratamientos

La siguiente fase consiste en realizar un análisis en profundidad de los tratamientos que ofrece tu clínica dental.

La idea es identificar cómo se reparte la facturación de tu clínica en las diferentes familias de tratamientos, para valorar si dicho reparto es óptimo.

Uno de los errores más comunes de las clínicas dentales que no tienen un control sobre su negocio, es que determinados tratamientos, como por ejemplo los implantes dentales, representan un porcentaje muy elevado de facturación respecto al resto de familias de tratamiento.

 ¿Qué puede suceder si en tiempos de crisis, los pacientes dejan de demandar este tipo de tratamiento?

Fase 4: Analiza la rentabilidad de los tratamientos

Una vez hayas examinado cómo se reparte la facturación entre las diferentes familias de tratamientos, es hora de ver si estas son rentables.

Para analizar dicha rentabilidad debes tener en cuenta cinco factores:

1º- El coste de hora de sillón

2º- El porcentaje que ofreces al colaborador.

3º-  El coste de los materiales.

4º- El coste de protésico, si se necesita.

5º- El porcentaje de comisión de las financieras, en el caso de financiar los tratamientos.

Una vez conozcas en profundidad la rentabilidad de los tratamientos, te recomendamos que elabores un plan de acción para lograr que los tratamientos que no son rentables lo sean.

Nuestra recomendación es que la mayoría se encuentren por encima del 25%.

Fase 5: Cuadro de mandos para el control de pacientes

Tras haber finalizado estas cuatro primeras fases de análisis, tanto financiera como a nivel de productos, la quinta y última fase se centra en el paciente.

¿Tiene tu clínica dental un control sobre los pacientes?

Un análisis de cuántos pacientes pasan mensualmente, del número de primeras visitas, del porcentaje de aceptación de planes de tratamiento, así como una identificación del target de pacientes y de la procedencia de los mismos, te aportará importante información sobre cómo optimizar la gestión estratégica de tu clínica dental frente al Covid-19.

En AESINERGY te ayudamos a mejorar la gestión estratégica de tu clínica dental frente al COVID-19, en base a las estrategias de las clínicas que crecieron eficientemente durante la crisis del 2008.

Si buscas establecer un cuadro de mandos Covid-19 y un plan de acción específico para aumentar tus ingresos, captar pacientes nuevos e incrementar el porcentaje de planes de tratamiento aceptados, te ayudamos a ahorrar tiempo y ganar tranquilidad.

gestion estrategica covid-19 clínica dental