Como cualquier otra empresa o negocio, para un responsable de un centro odontológico una de los principales preocupaciones es la facturación de la clínica dental. Pero hay épocas en las que por más que facturamos, los ingresos de nuestra clínica se estancan. Entonces nos obsesionamos en llenar la agenda, pensando que al aumentar la facturación ganaremos más dinero al final de mes. Pero, ¿Y si te decimos que la clave no está en la facturación sino en la rentabilidad de tu clínica?

Son muchos los doctores que gastan tiempo, esfuerzo y dinero en todo tipo de recursos: campañas en redes sociales, cartas y correos a sus pacientes, promociones y folletos… Con el fin de llegar a más pacientes y aumentar la facturación. A pesar de conseguirlo, al llegar a final de mes los números de la clínica no cuadran como se esperaba. ¿Te suena?

El problema está en pensar que facturar mucho es sinónimo de ganar dinero. ¡Error!

Tu clínica no pierde dinero: deja de ganarlo.

No, tu clínica no necesita facturar más.

Tu clínica necesita ser rentable.

Pero, ¿Cómo hago que la facturación de la clínica dental sea rentable? En este artículo te damos algunas claves en el entorno de la gestión dental de tu centro.

El objetivo de la facturación de la clínica dental es que sea más rentable

Ya tenemos el objetivo claro: este mes no buscaremos desesperadamente aumentar la facturación, sino que trabajaremos para que nuestra clínica sea más rentable. Estas son algunas preguntas que deberíamos hacernos para conseguirlo a través de la facturación de la clínica dental:

  • ¿Cuáles son los gastos que han crecido?
  • ¿Que gastos son los que más penalizan al aumento de la rentabilidad?
  • ¿Las pérdidas y ganancias de mi clínica se ajustan a lo normal en el sector?
  • ¿Hasta qué punto son rentables los precios de mi tratamiento y el número de personas de mi equipo?
  • ¿Es idóneo para mi clínica la multiplicación x3 sobre lo que me cobra el protésico?

En definitiva, se trata de realizar un análisis de la rentabilidad de tu clínica dental. Entonces llegamos a la cuestión clave: ¿Cuánto dinero tiene que facturar mi clínica cada mes para ser rentable? y ¿Qué gastos debo optimizar para aumentar la rentabilidad? Insistimos: no por facturar más, ganaremos más dinero. La clave está en encontrar un punto de equilibrio en la rentabilidad y, una vez lo encontremos, controlar que se mantenga.

Pero, ¿Por dónde empezar? Tras años de experiencia en el sector odontológico y empresarial, en AESINERGY hemos desarrollado un módulo de Gestión Dental Estratégica. Nuestros profesionales te ayudarán a realizar el análisis de rentabilidad de tu clínica totalmente personalizada, de modo que conseguiremos que vuelva a ser rentable no sólo ahora; también en un futuro.

Quizás te interese: